INTRODUCCIÓN AL PORTEO: PORTEO ERGONÓMICO

Aunque según la RAE el término porteo hace referencia al transporte de mercancías, los últimos años ha adoptado otra acepción, y es la referida a transportar (cargar) a bebes y niños pequeños mediante diversos sistemas. En inglés incluso se ha acuñado un término específico: Babywearing

Pero el porteo no es algo nuevo, no es una moda moderna, ni nada similar. Hay que pensar que lo que podría considerarse como el primer cochecito de bebe data de 1733, construido por William Kent para el Duque de Devonshire. Y que no fue hasta la época Victoriana, en torno a 1840, cuando se pusieron de moda en el Reino Unido.

CARRITO

Se piensa que los carritos de bebe fueron al principio un símbolo de estatus, la propia Reina Victoria llegó a comprar tres, y por ello comenzaron a ser solicitados. Con el paso de los años y el aumento de la demanda se crearon cada vez modelos más ligeros y asequibles, y poco a poco su uso fue extendiéndose, influyendo también el cambio en la forma de vida, los trabajos, e incluso la estructura de las ciudades.

Sin embargo, si nos alejamos de los países “desarrollados”, si se mira a África, Sudamérica o Asia, los bebes siguen siendo porteados continuamente. ¿Por qué es entonces tan nuevo para nosotros? La realidad es que hemos perdido la tradición de portear, nuestras madres y  nuestras abuelas no lo hicieron, y eso ha hecho que no tengamos referencias al respecto. Simplemente es una costumbre que hemos perdido.

¿POR QUÉ PORTEAR?:  BENEFICIOS

Hay alusiones al porteo desde la época de los egipcios, hace más de 3000 años, y se pueden encontrar referencias a lo largo de la historia en dibujos, grabados etc, como para saber que siempre ha sido la manera en que la gente llevaba a sus bebes.

rembrandt_beggars_door_1648
Beggars Door, Rembrandt (1648)

Básicamente el porteo surge por la necesidad de llevar y transportar a los bebes mientras se hacen otras cosas, dejando los brazos libres para poder hacerlas.

 

A día de hoy esta necesidad es diferente, dado que ya no solemos tener (o poder) ir a trabajar llevando a nuestros bebes. Pero sigue habiendo muchas cosas para lo que es más práctico tener a nuestro bebe con nosotros que empujar un carrito: desde ir por un centro comercial, sacar a pasear al perro, salir en días de lluvia, para limpiar, peinarte, atender a los hermanos….  Al final, el porteo no deja de ser un “llevar en brazos” en formato “manos libres” por lo que, como mínimo, el porteo es práctico: nos permite hacer muchas cosas que, de otra forma, serían más incómodas, o directamente no serían posibles.

Además, a los bebes les gusta: nacen acostumbrados a un contacto y movimiento constante, a la sensación de compañía en todo momento, y es lo que buscan. Se podría decir que los bebes nacen para ser llevados en brazos: aunque hay excepciones, siempre lo prefieren antes que  estar solos.

pexels-photo-54289_B&N

En cambio la sociedad actual parece que nos dice que eso no es bueno, que se van a acostumbrar, etc. Incluso hay libros y técnicas para enseñar a los bebes a estar solos, a dormir solos… pero la realidad es doble: que ya nacen con esa costumbre, y que no van a querer estar toda la vida así. En el momento en que empiezan a caminar, correr, explorar… quieren ir al suelo por lo que ¿qué hay de malo en llevarles con nosotros unos meses? ¿alguien ha visto a un niño de 10 años que quiera que le lleven constantemente en brazos?

Hace no tantos años y durante miles, las mujeres porteaban constantemente a sus bebes y parece que hemos conseguido evolucionar…

Pero es que, además de la comodidad o de, por así decirlo, las preferencias de los bebes, el porteo tiene una serie de beneficios demostrables. Sobre todo para recién nacidos y bebes pequeños estar pegados al cuerpo de sus cuidadores o figuras principales de referencia:

  • les da seguridad, y por tanto les aporta tranquilidad, especialmente importante los primeros meses, cuando todo es nuevo para ellos.
  • como consecuencia, mejora la calidad del sueño. Cuando un bebe se despierta se le suele tocar o mecer para que se vuelva a dormir, a veces incluso es suficiente con que vea a alguien conocido. Cuando un bebe es llevado en brazos o porteado esto viene incluido, por lo que el sueño no solamente es más fácil para ellos de lograr (por la tranquilidad), sino que se mantiene mejor.
  • les aporta bienestar físico, en muchos aspectos: mejor termorregulación por sincronía térmica, mejoras para la respiración por “imitación”, tiene beneficios para el desarrollo del sistema vestibular por el movimiento al caminar, por la postura y el movimiento ayuda frente a gases y cólicos… y muchas más!

17063692941_705ab02d31_B&N

Llevarle cerca, además nos permite:

  • detectar e interpretar más rápidamente las necesidades del bebe (hambre, cambio de pañal, frío-calor….)
  • favorecer el establecimiento y mantenimiento de la lactancia materna, tanto por el efecto del contacto y la cercanía sobre el sistema hormonal, como por la posibilidad más sencilla de amamantar a demanda en distintas situaciones.
  • integrarles en nuestra rutina, de manera que tienen estímulos constantes, pero a los que pueden decidir cuándo y cómo exponerse al tener un refugio en nosotros.

Y no solo esto, sino que incluso tiene ventajas para el porteador:

  • Frente a llevar a los bebes en brazos, el esfuerzo requerido durante el porteo es mucho menor. Al repartir el peso por la espalda, no se sobrecargan los brazos, ni requiere hacer compensaciones de cadera, permitiendo una mejor higiene postural.
  • Se ha visto que existe una menor prevalencia de depresión postparto, tanto por los efectos del contacto sobre el sistema endocrino, como por factores tan “obvios” como que los bebes estén más tranquilos, o que porteando las madres puedan realizar más actividades de manera autónoma.

Y estas son las ventajas solo por llevar a los bebes con nosotros ya sea en brazos, o en cualquier tipo de portabebés. Si además lo hacemos de manera ergonómica, ya sea en brazos o en portabebés ergonómico, tanto quien portea, como el bebe, tienen beneficios adicionales.

 

PORTEO ERGONÓMICO

Partamos de la base de que no está demostrado, ni se puede por tanto decir,  que usar un portabebés no ergonómico sea malo (p.ej. las llamadas “colgonas”), pero sí es cierto que con casi total seguridad no va a ser cómodo para el bebe ni para el porteador, y que no aportará esas ventajas extras. Si lo comparamos con unos zapatos, nadie puede decir que ir con unos tacones de 8cm sea malo pero, sin duda, no será cómodo, ni podremos estar con ellos puestos 12h como si nada. Con un portabebés pasa algo similar.

baby-child-newborn-arms-47219

Así pues, antes de hablar de las ventajas que aporta el porteo ergonómico, hay que saber cuándo lo es. Para ello debe cumplir dos características principales:

  • Respetar la posición fisiológica o natural. Es decir la espalda redondeada en forma de C, para proteger y favorecer el desarrollo de su columna, y las piernas haciendo una M, de manera que las rodillas queden más arriba que el culete, y se mantengan más o menos abiertas (en función de la edad). Si sostenemos a un bebe en brazos, veremos que adopta de manera natural esta posición.
  • Debe poder ajustarse al cuerpo del bebe y bloquear o mantener la posición, tanto por ergonomía, como por seguridad.  Es decir, que sea el portabebés el que se adapte al bebe, y no al contrario.

De esta forma un bebe pequeño tendrá el soporte necesario para su espalda cuando aún no tiene suficiente tono muscular, pero sin forzar su postura.

Un portabebés ergonómico será además cómodo para el portador, repartiendo bien el peso, sin clavarse ni generar puntos de tensión; y deberá adaptarse a distintas personas de manera sencilla.

Con esto conseguimos que además de los beneficios ya comentados, el porteo proteja el desarrollo de:

  • La espalda: cuanto más tiempo mantenga el recién nacido la posición cifótica, mejor para su desarrollo; dándole además mayor posibilidad de movimiento que cuando está tumbado, lo que mejora el tono muscular.
  • Las caderas: pudiendo incluso ser aconsejable para prevenir la displasia de cadera, y en ocasiones recomendado por especialistas para tratarla (*)
  • Además, previene la plagiocefalia postural, al no estar tumbado, no apoya todo el peso de la cabeza sobre uno u otro lado, siendo el sostén de la cabeza adaptable (normalmente tela)

Teniendo claras las ventajas del porteo, y de que además sea un porteo ergonómico, ya es decisión de cada familia adoptar la decisión más adecuada para llevar a sus bebes, en función de sus gustos, estilo de vida, o su condición física.

Si bien considero el porteo un aliado imprescindible en mi vida, no por ello creo que haya que demonizar otros medios de transporte. Simplemente han sido la mejor opción para mi y para el Monito, pero también es cierto que por ejemplo sus abuelos han necesitado y necesitan del carro para poder disfrutar de él: cada uno debe ver qué le conviene más.

Eso sí, os advierto que es adictivo y que mucha gente, una vez descubre el porteo ergonómico, ya no quiere otra cosa ¿os animáis a probarlo? ¿me contáis vuestras experiencias?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s